— We Love Letterheads
Compartir
Uno de los pilares fundamentales de un sistema de marca es la retícula. Somos amantes de la retícula y creemos firmemente que su buen uso marca una diferencia visual, memorable y de comunicación efectiva. Existen muchos tipos de retículas, el reto siempre se encuentra en elegir la más adecuada para cada proyecto. Esta decisión puede depender de muchas variantes como el tipo de mercado, el segmento y la industria.

Una de los componentes de la marca en donde puedes encontrar aplicaciones claras de retícula son las hojas membreteadas. Este documento que forma parte de la papelería básica de una marca apoya en el contacto y comunicación con clientes a través del intercambio de documentos, contratos y escritos.
Además de la retícula, en el universo de los membretes es posible jugar con elementos como acabados metalizados, realzados, tintas especiales, selección de material y por supuesto tipografías. Todo esto corresponde a un sistema de periféricos de marca previamente definidos en la etapa de Branding.

Esta colección resume algunos ejemplos de nuestro trabajo a lo largo de los últimos años.
Regresar a Blog.